sábado, 1 de agosto de 2009

Del Estado nacional al Estado policial


Tal es el nombre del capítulo que junto a Pablo Bonavena escribimos para el libro aquí.

4 comentarios:

Fernando Esteban Córdoba dijo...

hola Flabián, pasaba para saludarte, abrazo

Fernando

Graciano dijo...

Hola Flabián. Mi nombre es Graciano, soy de un pueblo al sur de Santa Fe, llamado Santa Isabel. Estudié profesorado en Venado Tuerto y allí conocí a un grupo de compañeros con el que formamos un centro de estudiantes. En este tiempo, hemos seguido con interés algunos de tus planteos, como el que hacés junto a Bonavena respecto del papel del estudiantado en el movimiento social.
Particularmente leí apasionadamente "El control social de los cuerpos". En estos días leí el debate que tienen uds. con la gente de RyR y me pareció espectacular, algo fundamental para comprender cómo sigue el trabajo de la izquierda en nuestro país.
Ese debate lo reproduje entre mis compañeros vía mail, para abrir entre nosotros la polémica y saber cómo sigue nuestra tarea.
Encontré tu página ayer y quise contactarme con vos, para saber qué pensás respecto de la última intervención de Sartelli y a la vez, saber cómo sigue tu tarea.
¿Por qué guerra? ¿Por qué insurrección? ¿Qué es ser pacifista? ¿Dónde centrar la atención y la militancia? ¿QUÉ HACER?
Saludos cordiales.

Flabián Nievas dijo...

Estimado Graciano. Dejame tu correo, así estamos en contacto.
Flabián (flabian.nievas@gmail.com)

Anónimo dijo...

Flabián, leí el artículo detenidamente y los quiero felicitar. Es una exposición muy clara, dialéctica, que los pone a la vanguardia de los planteos teóricos de la lucha por el socialismo. Gracias por compartirlo desinteresadamente.
Me gustaron particularmente dos pasajes:
-aquel en el que planteas que el ejercicio de las libertades individuales y colectivas son inversamente proporcionales al poder social y político de los explotados; porque nos da herramientas teóricas ágiles y de fácil manejo para interpretar la realidad.
-aquel que dice que no describen un proceso inelectuble, llamando la atención de la importancia de la intervención y resistencia de obreros e intelectuales comprometidos; porque nos compromete en tanto actores sociales a maximizar esfuerzos en esta lucha de clases que se libra cotidianamente.

Gracias nuevamente.
Saludos cordiales. GRACIANO